La realización del sueño en Belgrado - Reflejo časopis

Reflejo logo

Que Pasa Društvo Hispanista
La realización del sueño en Belgrado

Deporte

La realización del sueño en Belgrado

El equipo y la junta directiva de Atlétic-Barceloneta recordarán por mucho tiempo esta temporada como la mejor en su historia centenaria porque, después de ganar la Copa del Rey llegaron al podio de la Liga de Campeones

El club español Atlétic-Barceloneta ganó en tercer puesto en la Final Four de la Liga de Campeones de waterpolo este año. El primer partido perdieron de Estrella Roja con el resultado 9:5 mientras que en el combate para el tercer puesto contra Partizan, el anfitrión en la piscina Banjica, demostraron gran motivación y madurez para el éxito al ganar con el resultado 10:9. Al lado de Jug de Dubrovnik, el favorito del torneo y dos clubs belgradenses, Atlétic-Barceloneta llegó con menos oportunidades para la medalla. Solamente la participación en este torneo presentó gran éxito, y el tercer puesto sobrepasó las expectativas de los jugadores y las prognosis de los expertos deportivos. Además, Atlétic-Barceloneta es el primer club español que después de 19 años, llegó hasta la final de Liga de Campeones.

La medalla llegó en el mejor momento, en el año cuando el club celebra el centenario. El camino hasta el éxito ha sido largo porque el equipo está ascendiendo ya unos diez años, y este año ganó el trofeo de la Copa del Rey. En él jugaron unos de nuestros mejores jugadores de waterpolo: Dejan Savić (ahora entrenador de Estrella Roja), Petar Trbojević i Aleksandar Ćirić, mientras que uno de los favoritos de la plantilla presente es Marko Petković. En el quipo están dos jugadores de la representación española Marc Minguell y Felipe Perrone. El mayor de todos, David Martín Lozano, este año se despidió de waterpolo profesional precisamente en la Final Four belgradense.

Lo que todo el quipo de Atlétic-Barceloneta, y también sus aficionados (familiares de jugadores y directivos que vinieron juntos) recordarán por mucho tiempo es el ambiente de las gradas. Todos están de acuerdo que su viaje a Belgrado valdría la pena solamente para ver cómo los aficionados de Estrella Roja y de Partizan apoyaban sus clubs de las gradas. „El número aproximado en un partido es dos cientos, y en la final de la Copa del Rey hay unos sietecientos. Por eso para nosotros es increíble cuánto público tan apasionado hay aquí, tanta policía y euforia por este evento“, dijo uno de los aficionados.

 

El presidente del club, Julián García González, destaca que lo específico de Atlétic-Barceloneta es que está situado en un complejo deportivo en las orillas del Mediterráneo y que waterpolo y natación competitiva son solamente unas de sus actividades. En el club están gimnasios, estadios deportivos, piscinas, saunas y los servicios que ofrecen permiten la financiación del deporte competitivo. Sin embargo, González dice que „tiene envidia por el público, los trofeos y la rica historia de nuestros clubs“. Según sus palabras, y también de otros directivos, waterpolo no es ni de lejos popular en España como lo es en Serbia porque toda la atención de los medios la obtiene el fútbol junto con unos pocos deportes como baloncesto, tenis y motociclismo. Los jugadores de waterpolo no son estrellas como en nuestro país, y las noticias sobre sus éxitos no están ni en los márgenes de los periódicos deportivos. Sin embargo, en nuestra ciudad pasaron momentos para recordar, así que la estancia en Belgrado para ellos fue mucho más que una competición, la realización de un sueño de muchos años.

Autor teksta: Jelena Bašević